When:
January 26, 2018 @ 5:05 pm
2018-01-26T17:05:00-01:00
2018-01-26T17:35:00-01:00
Cost:
Free

De acuerdo con las inscripciones de Sri Kurma de Narahari Tirtha, su discípulo directo, Sripad Madhavacarya nació en 1238 y vivió por 79 años, hasta 1317 d.C., esto se confirma en el Anu-Madhava-Carita. Según las biografías autorizadas compiladas por sus discípulos, poco después de su partida. Sripad Madhava nació en el pueblo de Tulunada, el cual se encuentra a 8 millas sureste de la ciudad de Udipi in Karnataka. Venía de una familia de sivalli-brahmanas y era el hijo de Madhyageha Bhatta.

En la Infancia

En su comentario del Caitanya Caritamrta (CC Madhya 9.245), Sripad Bhakdivedanta Swami comenta de la siguiente manera: “En su infancia, Madhavacarya fue conocido como Vasudeva, y hay maravillosas historias que lo rodean. También se dice que su padre acumuló muchas deudas y Madhavacarya en una ocasión convirtió semillas de tamarindo en monedas reales para pagarlas. A la edad de cinco años, se le ofreció un cordón sagrado. Vivía cerca de su casa de adobe, un demonio llamado Maniman en la forma de una serpiente, y a la edad de cinco años Madvacarya mató a la serpiente con la punta de su pie izquierdo. Cuando su madre se sentía muy perturbada, el aparecía repentinamente ante ella. Era un gran erudito incluso en su infancia, y aunque su padre no estaba de acuerdo, aceptó sannyasa a la edad de doce.”

Cuando tan solo tenía 12 años, Madhavacarya abandonó el hogar y aceptó la orden de vida renunciante, bajo la guía de Acyutapreksa, su sannyasa-guru. El nombre sannyasa de Madhava fue Purnaprajna Tirtha. Su profundo estudio de la escrituras era incomparable, y se había convencido de la inutilidad de la interpretación de Advaita del Vedanta. Él se inspiró para revivir la interpretación original y pura del Vedanta la cual promueve el teísmo personal. Para lo cual se basó en una profunda e innovadora interpretación de las escrituras, por lo que se volvió famoso. Esta interpretación es conocida como Dvaita-dvaita-vada, o dualismo puro.

Después de su Iniciación

Después de su iniciación, Purnaprajna pasó algún tiempo en el asrama de Acyutapreksa donde estudió cuidadosamente los comentarios del Vedanta de diferentes acaryas, comenzando con el stasiddhi de Vimuktatman. Pero pronto, la experiencia de Purnaprajna en argumentar las escrituras y su determinación para establecer el teísmo personal como la conclusión de Vedanta crecieron a tal punto que podría vencer a Acyutapreksa en el argumento. Reconociendo la erudición superior de Purnaprajna, Acyutapreksa lo hizo la cabeza de su asrama. Purnaprajna también se adjudicó el título de ananda-tirtha, con el cual es a menudo referido en varias literaturas.

Luego se convirtió en la autoridad del templo en el asrama de Acyutapreksa. Purnaprajna comenzó a instruir discípulos, predicando su interpretación del Vedanta y derrotando a muchos eruditos de diferentes escuelas filosóficas, incluyendo budistas, jaimistas y varios impersonalitas, los agnósticos, lógicos y los practicantes de religión materialista. Su éxito en la derrota de todo sus opositores académicos inspiró a  Madhavacarya a viajar al sur de India con el fin de predicar la filosofía del teísmo personal y la devoción a Visnu a lo largo y ancho. En ese momento, había formulado por completo todos los detalles de su sistema filosófico, pero aún no había comprometido su sistema de escritura.

Su  Viaje al Sur de India

Su viaje al sur de India fue bastante extenso: fue de Udipi al extremo del sur de India, (Kanyakumari) y de allí a Ramesvaram, Sri Rangam, y muchos otros importantes lugares sagrados de peregrinaje. Donde sea que fuese debatía con prominentes eruditos de la escuela impersonal, rompiendo sus interpretaciones del Vedanta con su brillante defensa del teísmo dualista. Sus críticas mordaces del Vedanta impersonal de Sankaracarya se toparon con una fuerte oposición, sin embargo, nadie pudo superar sus argumentos de las escrituras o vencerlo en un debate lógico. Se dice que cuando Madhava estaba en Kanyakumari fue desafiado por un gran erudito impersonalista de la escuela de Sankara a escribir su propio comentario del Vedanta si no estaba de acuerdo con las enseñanzas del maestro. En ese momento, se dice que Madhava prometió escribir su propio comentario del Vedanta, completando así la elaboración de las apropiadas conclusiones del teísmo. En el Sri Rangam también expresó cierto grado de insatisfacción con las conclusiones del Visistadvaita-vada de Ramanujan el cual sentía que no iba muy lejos en cuanto a refutar el peligro de la filosofía especulativa del Sankaracarya. Esto además se sumaba a la pronta y firme determinación de Madhava de algún día componer su propio comentario incorporando su propia y única interpretación.

Después de completar su viaje por el sur de India, Madhava decidió ir al norte de India también. Cada día con mayor determinación de completar su propio comentario del Vedanta, se sintió ansioso por comenzar su obra. Sin embargo, Madhava deseaba tener las bendiciones del autor del Vendanta, Vedavyasa, antes de comenzar tan ambicioso proyecto. De esta forma partió hacia norte de India y a los Himalayas con el fin de obtener las bendiciones de Vedavyasa. (Vyasa siendo inmortal, aún reside en su asrama en Badarainatha, a pesar que nunca que ha hecho visible para los ojos de los mortales).

Después de un largo viaje a pie, Sripad Madhava finalmente llegó al Anantamatha en Badarinatha, donde permaneció durante siete semanas, absorto en ayuno, oración y meditación devocional. Inspirado desde su interior, subió a los Himalayas, a Badarikasrama, en la cima Badari, donde Vyasadeva tiene  su hermita. Allí encontró a Vedavyasa y le explicó su comentario sobre el Bhagavad-gita a Vyasa mismo, quien lo aprobó. Cuando encontró a Vyasa, le fue otorgada una salagrama-sila la cual es conocida como una Astamurti. Después de discutir las escrituras con Vyasadeva, la compresión de Sripad Madhavacarya sobre el significado interno de éstas, se volvió aún más profundo. Permaneció en Badarikasrama por algunos meses hasta que terminó de componer su comentario sobre el Bhagavad-gita, tras lo cual regresó al Anantamatha. En ese momento, el compañero de Madhava, Satya Tirtha registró el comentario completo. En esta ocasión, Madhava también escribió su comentario sobre el Vedanta.

Despidiéndose de Badarinatha, Madhava comenzó el largo viaje a casa. En el camino, nuevamente se encontró y derrotó a numerosos eruditos de varias escuelas filosóficas. Viajó a través de Bihar, Bengal, Orissa, y andhradesa. El Madhava-vijaya describe como una vez Madhava llegó a Ganjama, a las orillas del río Godavari, y se encontró con dos prominentes eruditos, quienes estaban bien versados en todas las escrituras importantes: Sobhana Bhatta y Swami Sastri. Después de convertirlos a su escuela, los eruditos fueron reconocidos como importantes seguidores de Sripad Madhava. Fueron famosos como Padmanabha Tirtha y Narahari Tirtha, considerados como los acaryas principales de la escuela de Madhava después de Madhava. Narahari Tirtha es famoso por su comentario sobre el Gita-bhasya y el Karma-nirnaya de Madhava. Fue el primer ministro de Kalinga entre 1271 y 1293. Padmanabha Tirtha escribió comentarios sobre muchas obras de Madhava, incluyendo el Brahma-sutra-bhasya de Madhava, su Anuvyakhyana, y su Dasa-prakaranas. Fue el mejor comentarista en la mayoría de trabajos de Madhavacarya.

 



Add Comment